Compartir

POLÍTICA Y NEGOCIOS

 Publicado:  06/03/2019

Macri, el sustituto de los jardineros


Por Omar Sueiro


Jerzy Kosinsky explicó en su novela “Desde el jardín” la forma en que los poderosos determinan quiénes serán los mandatarios de los países donde radican sus intereses, las marionetas que respondan automáticamente a sus órdenes. La casualidad les permite encontrar a la persona ideal: el bondadoso infradotado jardinero Chance Gardiner. Un hombrecito que ni siquiera nombre propio tiene es el elegido para ser el nuevo presidente de los Estados Unidos. Aunque este caso ocurre en la ficción, en la realidad los “elegidos” son seleccionados y calificados mediante pacientes y concienzudos procedimientos de largo plazo. Tal el caso de Mauricio Macri, que, sin embargo, no ha sido jardinero sino uno de los dueños del jardín.

El final de la época de los representantes

Ante el fiasco que resultaron los sucesivos gobiernos kirchneristas para la defensa de sus intereses económicos, la oligarquía argentina y sus aliados exteriores resolvieron ejercer el poder directamente y no por interpósitos representantes políticos. En función de ello comenzó a prepararse el ingreso de Mauricio Macri a la política de su país.

Mauricio, hijo de Franco Macri, que llegó a ser uno de los empresarios más ricos del país, y de Alicia Blanco Villegas, proveniente de una familia acaudalada de terratenientes e industriales, fue designado por su padre, en 1992, vicepresidente y luego presidente de la Sociedad Europea de Vehículos en Latinoamérica (Sevel Argentina), asociada con la empresa Fiat de Italia.

Conocido por su actividad empresarial, Mauricio buscó real notoriedad pública a través del fútbol. En 1995 lanzó su candidatura a la presidencia del club Boca Juniors, obteniéndola por un amplio margen. Su ciclo presidencial "bostero" duró hasta 2007/2008.

Durante su gestión, el club inauguró un estadio de básquetbol, remodeló La Bombonera y creó un fondo de inversiones para la compra de jugadores cuya utilidad se dividiría en un 50 % para el club y otro 50 % para los inversores, para lo cual puso 20 millones de dólares, además de limitar el funcionamiento del fondo al periodo de su gestión en la institución.

El equipo obtuvo 17 títulos (11 títulos internacionales en un lapso de 8 años), lo cual consagró a Macri como el presidente de la institución que más lauros futbolísticos ha obtenido.[1]

Peronismo y negocios

Con más de diez años de preparación, en 2005 se lanzó a la arena política. Luego de su paso por Boca, Macri fue elegido diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires en 2005 y luego jefe de Gobierno del mismo distrito en 2007, cargo para el que fue reelegido en 2011.

Durante los años 90 Mauricio Macri & familia fueron beneficiados con negocios en distintos rubros por el presidente Carlos Menem, entre ellos el Correo Argentino, que anteriormente había sido concedido al empresario menemista Alfredo Yabrán[2]. Macri contó en 2015, sin demasiadas precisiones, que en 1997 Menem les había ofrecido a él y al político Daniel Scioli ser candidatos del Partido Justicialista (peronista). El sindicalista Hugo Barrionuevo precisó que en 1989 el Grupo Macri había aportado a la campaña electoral de Menem 600.000 dólares y una docena de autos Fiat. Durante el año 2000 circularon insistentes rumores de que Mauricio Macri integraría la lista de diputados del Partido Justicialista en la provincia de Misiones, donde tenía registrado su domicilio y mantenía relaciones estrechas con el gobernador peronista Ramón Puerta.

Cuando el 21 de febrero de 2001 anunció que se dedicaría a la política, ya había recibido, a fines del año anterior, una oferta del Partido Justicialista (PJ), presidido en ese momento por Menem, para ser candidato a senador por la Ciudad de Buenos Aires en las elecciones legislativas de ese año.  

Negocios y peronismo

Macri ha declarado que se desvinculó del justicialismo tras la crisis de diciembre de 2001: "Arranqué de cero, creando un partido de cero", sentenció. Sin embargo al año siguiente el Partido Justicialista decidió apoyar a Macri como candidato a jefe de Gobierno de la Capital Federal, razón por la cual el PJ fue el principal partido de la alianza electoral Frente Compromiso para el Cambio, fundada por Macri en 2003.

En junio de ese año se candidateó para jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, alcanzando el 37,55% de los votos, mientras que la fórmula oficialista integrada por el entonces jefe de gobierno Aníbal Ibarra y Jorge Telerman obtuvo el 33,54%. En segunda vuelta ganó Ibarra con un 53,48% obteniendo la reelección.

Negocios con lista propia

El 5 de agosto de 2005 el macrismo se organizó finalmente como partido político al ser reconocido el partido Compromiso para el Cambio, siendo elegido presidente el mismo Mauricio Macri.

Se presentó como candidato a diputado nacional en el distrito de la Ciudad de Buenos Aires en 2005, compitiendo contra Elisa Carrió y Rafael Bielsa. En esta elección Macri obtuvo el 33,9% de los votos, Carrió el 21,9% y Bielsa el 20,3%.

El 3 de junio de 2007 se celebró la primera vuelta de las elecciones a jefe de gobierno porteño. En ella, la fórmula Mauricio Macri-Gabriela Michetti superó el 45,6% de los votos, seguida por la fórmula Daniel Filmus-Carlos Heller (23,7%), del Frente para la Victoria.

Macri y López Murphy se unieron en la alianza Propuesta Republicana, que luego de las elecciones presidenciales de 2007 se disolvió.

En 2011 Macri se presentó a la reelección para jefe de gobierno (con María Eugenia Vidal para vicejefa). En el balotaje obtuvo el 64,3% frente al 35,75% del candidato kirchnerista Daniel Filmus.

En marzo de 2015 el PRO, la Unión Cívica Radical y ARI (Carrió) formaron el frente de centro derecha Cambiemos, al que dotaron de un impresionante respaldo material y el apoyo de tecnología y asesoramiento internacional. En el primer balotaje presidencial de la historia argentina, realizado el 22 de noviembre, el macrismo triunfó sobre el peronista de centro derecha Scioli por 2,7%, obteniendo 12.900.000 votos, que equivalieron al 51% de los votos positivos emitidos, creciendo en más de 4 millones desde la primera vuelta en la que había quedado segundo.

Yo te fabrico, yo te apoyo

Se podrá sostener que la carrera política que aquí se ha sintetizado responde a un formato que no tiene por qué ser empujado, sostenido o tuneado por alguien externo, pero cabe tener en cuenta el excepcional apoyo del FMI a su gobierno: nada menos que 57.700 millones de dólares, cifra que hace parecer ridícula la cantidad de 5.000 millones exigida por el presidente Donald Trump para alargar y reforzar el muro entre EE.UU. y México.

Por otro lado, el discurso de Macri siempre se ubicó en el futuro venturoso que aguardará al país una vez que se llegue al final del túnel: "En todo jardín hay una época de crecimiento. Existe la primavera y el verano, pero también el otoño y el invierno, a los que suceden nuevamente la primavera y el verano. Mientras no se hayan seccionado las raíces, todo está bien y seguirá estando bien".

No crea el lector que esto lo dijo Macri; es una afirmación de Chance Gardiner en “Desde el jardín” que parece hecha de medida para el político argentino.

Y también: “Aquí no hablamos de brotes verdes, aquí hablamos de raíces vigorosas, y si ahora empezamos a recoger los frutos es porque primero plantamos nuevas cepas”.

Se equivocó de nuevo, lector, esto último sí lo dijo Macri…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *